beneficios--ayuno-intermitente

Beneficios del ayuno intermitente

Los estudios actuales concluyen que los beneficios del ayuno intermitente van más allá de su impacto en la reducción de radicales libres o la pérdida de peso. Se ha observado que esta conducta nutricional tiene un impacto metabólico positivo: mejorando la regulación de la glucosa, incrementando la resistencia celular frente a condiciones de estrés fisiológico y activando los mecanismos de reparación celular. Condiciones que ayudan a modificar el curso normal de determinados procesos crónicos como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

Después de comer, nuestro cuerpo usa los carbohidratos convertidos en glucosa como recurso energético, y los ácidos grasos son incorporados en nuestro tejido graso en forma de triglicéridos. Pero durante los períodos de ayuno, el cuerpo moviliza el tejido graso, obteniendo ácidos grasos y glicerol, que son convertidos por el hígado en cuerpos cetónicos. Éstos actúan como sustrato energético de las células de diferentes tejidos: el cerebro, el corazón o los músculos.

La exposición repetida a períodos de ayuno intermitente da lugar a respuestas adaptativas frente a situaciones de estrés que dan como resultado un incremento en la capacidad antioxidante propia del organismo, mejor efectividad en la reparación del ADN, mayor control de la calidad proteica, optimización mitocrondrial y autofagia, así como mayor regulación de los mecanismos inflamatorios.

Los estudios clínicos sobre el efecto del ayuno intermitente han demostrado que es una intervención efectiva para reducir la obesidad, mejorar la resistencia a la insulina, la dislipemia, la hipertensión y la inflamación, condiciones comunes en enfermedades metabólicas. Los resultados ponen en evidencia el impacto positivo de estas modificaciones en el curso de diferentes enfermedades:

  • Una reducción de los factores de riesgo cardiovascular, (presión arterial, frecuencia cardíaca en reposo, niveles de HDL y LDL, colesterol, triglicéridos, glucosa e insulina, y resistencia a la insulina)
  • Dificultando la progresión de tumores y optimizando la respuesta a la quimioterapia, radioterapia…
  • Frenando el curso evolutivo de enfermedades neurodegenerativas como puede ser la enfermedad de Alzheimer o el Parkinson
  • Mejora sintomática en personas diagnosticadas de asma, esclerosis múltiple o artritis, que se correlaciona con una reducción de los niveles de marcadores inflamatorios y estrés oxidativo en pacientes que siguen el ayuno intermitente.

Además el ayuno intermitente pre-quirúrgico ha demostrado ser una estrategia segura y efectiva que mejora la recuperación de la cirugía.

En conclusión, la evidencia actual apunta que el ayuno intermitente tiene un amplio espectro de beneficios, y que es una intervención nutricional segura y efectiva siempre que sea supervisada por un profesional de la salud.

En Institut Khuab disponemos de un equipo multidisciplinar experto en el asesoramiento nutricional del paciente, que trabaja con planes personalizados adaptados a las necesidades de cada persona. La visita médica, la visita nutricional y el estudio de composición corporal, nos permiten diseñar intervenciones nutricionales con ayunos intermitentes, acompañando al paciente en la fase de adaptación a su nueva alimentación y pudiendo evaluando su impacto.

Esther Deltor - Responsable área nutrición Institut Khuab

por Esther Deltor Responsable área nutrición

Tags: