La importancia de la microbiota intestinal en el tratamiento de cáncer de mama HER2 positivo

Una microbiota intestinal saludable influye en el metabolismo de nutrientes del huésped, en el metabolismo de xenobióticos y fármacos, mantiene la integridad estructural de la barrera de la mucosa intestinal, actúa en la protección frente a patógenos y tiene funciones de inmunomoduladoras.

Un gran número de estudios apuntan que la disbiosis de la microbiota intestinal (alteración en la composición o diversidad de la misma) altera su capacidad para modular la cantidad y actividad de estrógenos funcionales, así como, la capacidad para metabolizar los fitoestrógenos o disruptores endocrinos. Esto aumenta el riesgo de enfermedades comunes en la mujer cómo: endometriosis, ovarios poliquísticos o cáncer de mama, entre otras.

La ciencia da un paso adelante, investigando porqué determinados tratamientos optimizan su efectividad en función de la diversidad microbiana del individuo, cómo el caso del Trastuzumab en cáncer de mama HER-2 positivo.

El Trastuzumab es la primera opción terapéutica para las mujeres que presentan cáncer de mama HER-2 positivo, se utiliza para bloquear el receptor HER-2. Aunque son numerosos los casos de éxito de este tratamiento hay muchas mujeres que desarrollan resistencia.

El estudio publicado recientemente en la Cancer Research en el que investigó el impacto de la microbiota intestinal en la eficacia antitumoral del Trastuzumab en modelos preclínicos (ratones) de cáncer de mama HER-2 positivos y en 24 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama primario HER-2 positivo tratadas con Trastuzumab detectó una diversidad más baja y una menor cantidad de ciertas bacterias en las pacientes que no respondieron al tratamiento.

De tal forma, la trasferencia de microbiota fecal de pacientes respondedoras y no respondedoras a ratones portadores de cáncer de mama HER-2 positivo reprodujo la respuesta al Trastuzumab observada.

Los datos de este estudio destacan la participación directa de la microbiota intestinal en la eficacia del Trastuzumab, lo cual sugiere que su modulación es una estrategia futura para lograr un efecto terapéutico óptimo.

Es importante entender que en la actualidad no hay suficiente información como para determinar una composición “ideal”. Si bien se han identificado bacterias “favorables” y “desfavorables” la complejidad de la gran cantidad de interacciones que de ella dependen, determinan que nos encontramos justo en la punta del iceberg. Probablemente no hay una composición “ideal” única para todas las personas, y la composición beneficiosa para cada persona puede depender de factores modificables (alimentación, actividad física, estrés, hábitos tóxicos…) y no modificables (genética, sexo, edad …).

Por ello, encontrar una atención y enfoque personalizado, que establezca recomendaciones adaptadas a las necesidades de cada persona, es muy importante en el caso de los pacientes oncológicos.

por Esther Deltor

por Esther Deltor Responsable área nutrición Institut Khuab

Fuente original de la imagen de cabecera:

M Di Modica, G Gargari, V Regondi, et al. Gut microbiota condition the therapeutic efficacy of trastuzumab in HER2-positive breast cancer. Cancer Res Published OnlineFirst January 22, 2021.