Imaginacio i narratives

Imaginación y narrativas en el espacio interior. Declaración de intenciones.

Desde que Descartes separó el discurso intelectual del ser en sí mismo, es decir, pensamos y, por lo tanto, somos conscientes de nuestra existencia, el mundo de las ideas ha transcurrido en paralelo al de la ciencia experimental aceptada en los círculos acomodados. La vida científica, con la experiencia medible y la sagrada ciencia, por un lado, circulando en una vía paralela al recorrido del pensamiento, la filosofía, los valores y la teología.

Todo el mundo se ha preocupado, en el mundo occidental sobretodo (no mezclamos las cosas!), en mantener una equidistancia entre mente y experimentación, entre cuerpo y psique, entre racionalidad manifiesta y elucubración especulativa. «Y la imaginación se ha dejado a los poetas …»

Nosotros reivindicamos el papel de la imaginación en el contexto médico actual. Si la Medicina no es una ciencia exacta, porque es fruto de un trabajo personal entre paciente y médico, y la planteamos como una artesanía de lo posible, necesitamos un vehículo entre cuerpo y mente. Necesitamos un vínculo entre lo que nos dice la razón escrita en los libros de Medicina y lo que nos explica el paciente en relación a experiencias vitales, sueños e ilusiones.

Este vínculo entre cuerpo y mente, entre razón tangible y experiencia ilusoria, entra dentro del papel de la imaginación activa, de la percepción extrasensorial, de los espacios oníricos, de las transmisiones trascendentes, de las evocaciones teofánicas. Estas técnicas han estado muy vivas en la historia de la humanidad, tal vez no de forma aceptada por las corrientes culturales masivas, pero sí por las inteligencias que han generado los modelos que han hecho avanzar el pensamiento intelectual.

La reivindicación de un misticismo más presente en todos los ámbitos generadores de nuevos modelos de pensamiento para avanzar en la comprensión del continuum salud y enfermedad, le da a la imaginación activa el papel de hilo conductor para mejor entender las necesidades íntimas, vitales y trascendentes de nuestros pacientes. Con las herramientas que tenemos en las manos, la Homeopatía es el instrumento más versátil para conducir esta tarea estimulante.

Esto es lo que ahora nos hace más ilusión.
Dr. Joan Vidal-Jové
Director